Cinco trucos para tener el placer de dormir como un bebé

Usar calcetines, tomar un vaso de leche o darse un baño en horas de la tarde, son algunos de los trucos que debes poner en práctica.

Dormir y estar tendido bajo la comodidad de tus cobijas es uno de esos placeres por los que vale la pena existir. Por eso algunos expertos y en especial el Instituto del sueño han compartido un listado de sugerencias para alcanzar horas de sueño 100% placenteras.

 

Recuerda que del  grado de agotamiento no depende el éxito del descanso. Echále un vistazo a las recomendaciones de los profesionales:

 

 

1) ¿Es recomendable tomar una ducha antes de ir a la cama? 

Los expertos sugieren tomar una ducha en horas de la tarde y no minutos antes de estar bajo las cobijas. Ésta práctica parece funcionar a las mil maravillas pues el agua caliente ayuda a elevar la temperatura de tu cuerpo, facilitando la relajación y conciliación del sueño.

 

 

2) ¿Qué puedo comer antes de descansar? 

Es importante tener en cuenta qué comer y en qué momento hacerlo. Se recomienda que pasen tres horas entre el último bocado de comida y el momento de acostarse. Por su puesto el menú nocturno debe estar compuesto por alimentos livianos y  bebidas calientes como la famosa taza de leche que aumenta la temperatura corporal y te relaja.

 

 

3) Dormir con calcetines 

¿No te ha pasado que mientras tengas frio en las manos o en los pies es más difícil conciliar el sueño? Pues algunos estudios han demostrado que dormir con medias facilita la dilatación de los vasos sanguíneos de estas extremidades y en consecuencia mantienen un nivel de temperatura propio para descansar.

 

 

4) ¿Es conveniente tomar una siesta a medio día? 

Si descansas lo suficiente en la noche no tendrías la necesidad de tomar una siesta al medio día, sin embargo un reposo no superior a los 30 minutos le viene bien al organismo pues le inyecta la energía necesaria para enfrentar el resto de día.

 

 

5) ¿Qué debo hacer antes de ir a la cama? 

Llegar de una fiesta o de una extensa jornada laboral no es un buen preámbulo para concebir el sueño. Por esta razón te sugerimos practicar ejercicios de respiración, leer o simplemente reposar en la cama mientras tu cuerpo se sumerge en las mieles del sueño.

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *