Vladimir Hernández le devuelve la ilusión a Nacional

El mediocampista araucano fue la ficha clave del cuadro antioqueño para vencer al América en el partido adelantado por la quinta fecha de la Liga Águila.

Entonces él se lanzó al suelo, se levantó y con los dedos índices apuntando al cielo, celebró. Fue un momento solemne. El estadio Atanasio Girardot se quería caer. Vladimir Hernández acababa de hundirle el puñal al América con una obra maestra. Un gol para que lo hinchas verdes repitan y recuerden toda la vida. El partido acababa de finalizar: Nacional regresaba al triunfo después de dos fechas en las que empató con Millonarios en Bogotá y perdió con Patriotas en Tunja y lo hacía frente a un cuadro escarlata que venía invicto en la Liga Águila.

Fue la jugada de un partido que minutos antes estuvo cerca de terminar empatado. Los reflejos de Fernando Monetti impidieron el gol del equipo vallecaucano, que desde que logró el ascenso de segunda división no le marca al equipo verde. Vladimir Hernández se encargó de terminar con las dudas. De sentenciar los tres puntos. Aprovechó una imprecisión defensiva de Yamilson Rivera y con su habilidad y velocidad dejó sin reacción al defensor Diego Herner y sin cintura a Danilo Arboleda. A la salida de Carlos Bejarano intentó lo que había probado en la final de la Superliga Águila frente a Millonarios. Una vaselina. En esa ocasión el balón se fue por arriba del travesaño, en esta la parábola fue perfecta y la pelota terminó dentro del arco para sellar el marcador a favor de los locales.

Las cámaras de RCN enfocaron a las tribunas y la reacción del público fue un poema al ver la pintura de gol de Hernández. No era para menos. Con ese gol se acabaron las angustias, los nervios. Tras el 1-0, América se había ido al ataque y llegaba con peligro. Los corazones verdes no resistían un tercer partido consecutivo sin sumar de a tres puntos, sin victoria. No están acostumbrados a eso. La vaselina de Vladimir, un araucano de apenas de 1,60 metros, le devolvió la ilusión a Atlético Nacional.

El futbolista, que no marcaba desde el 14 de mayo de 2017 en la derrota de Santos frente a Fluminense 3-2, solo estuvo 45 minutos en el partido y fue determinante en el triunfo del cuadro verde. Marcó los dos goles y realizó tres remates a portería. Su actuación puede que sea la que le dé el impulso al los antioqueños para retomar su camino por el sendero de la victoria y al entrenador Jorge Almirón para encontrar el equipo con el que tendrá que afrontar la Liga y la Copa Libertadores,su dos principales objetivos del año.

Via el espectador

DALE PLAY A NUESTRO AUDIO EN VIVO

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *