Cómo estimular los 10 puntos más placenteros del cuerpo femenino

puntos placenteros del cuerpo femenino

¡SIETE, SIETE, SIETE, SIETE, SIETE, SIETE, SIETE!

De Mónica Geller aprendimos muchas cosas, pero la más importante fue, sin duda, el conteo en el que enumera las zonas erógenas del cuerpo de una mujer.

puntos placenteros del cuerpo femenino 1

Lo cierto es que más allá de esta valiosa lección, la mayoría de los televidentes se quedaron sumergidos en la incertidumbre por no saber cuales son esas famosas e intrigantes zonas. ¿Senos, clítoris, vagina, nalgas? Sí, pero la estimulación de estas partes del cuerpo no son lo único que puede hacer que una mujer grite de placer, se retuerza en la cama o que grite tu nombre con desesperación.

puntos placenteros del cuerpo femenino 2

Existen —al menos— 10 zonas erógenas capaces provocar orgasmos en una chica. Pero no sólo el clímax importa, sino también el lapso previo. Es decir, el juego preliminar, mismo que se endereza con tus manos inquietas, besos húmedos y gemidos que se escapan sin querer. No obstante, pocos saben cómo estimular cada una de estas partes y a decir verdad, la fórmula de Mónica está muy gastada:

1-2-1-2-3-3-5-4-3-2-2-2-4-6-2-4-4-2-2-4-7-5-7-6-7-7-7-7-7-7-7-7-7-7-7.

puntos placenteros del cuerpo femenino 3

Hay muchas otras combinaciones que puedes seguir cuando las conozcas en su totalidad, sólo tienes que prestar atención a lo que le gusta a tu chica y tratar de crear tu propia fórmula al estilo Mónica:

1. Lengua

Aunque es una zona muy típica y que podría pasar desapercibida, es de suma importancia durante las relaciones sexuales. Deja que ella sea la que dirija los besos. Permite que sea su lengua aquella que mande en tu boca, pero en medio de uno de sus besos, atrápala y succiona lento, suelta despacio.

Tip: no la muerdas, esto sólo interferirá en la excitación.

puntos placenteros del cuerpo femenino 4

2. Detrás de las orejas

No es necesario que recorras toda la oreja para darle placer. Basta con que pases tu lengua en la parte de atrás, en el lóbulo y muerdas ligeramente. Mientras lo haces en una de las dos, con los dedos acaricia la otra y da pequeños masajes apretando suavemente. Acércate y habla cerca de su oído e incluso, puedes soplar ligeramente.

Tip: no succiones, ya que causarás dolor innecesario (en muchos casos) y dejarás incómodos “chupetones”.

puntos placenteros del cuerpo femenino 5

3. Nuca y cuello

Estimular esta zona es mucho más efectivo si ella se encuentra dando la espalda. Acaricia con los dedos y da un pequeño masaje que vaya desde los hombros hasta el centro de la espalda. Besa suavemente en la parte baja del cuero cabelludo y recorre con más besos toda la espalda.

Tip: tómate tu tiempo para recorrer toda su parte trasera.

puntos placenteros del cuerpo femenino 6

4. Senos

Tu permanencia en esta zona dependerá exclusivamente de lo que decida la chica con la que compartas la velada, pero como movimiento básico es recomendable acariciar toda la zona sin detenerte en los pezones. Estruja un poco y da besos pequeños alrededor de los pezones y debajo de los pechos.

Tip: no muerdas trozos de piel, es mejor que des besos o de lo contrario dejarás marcas indeseadas.

puntos placenteros del cuerpo femenino 7

5. Pezones

Hemos llegado a uno de los puntos más intensos del cuerpo. Debes tener cuidado ya que esta zona puede ser muy placentera o rayar la línea del dolor e incomodidad. Este lugar ha sido uno de los más cuestionados e investigados por todos aquellos que desean que su pareja tenga más placer. Así que no es sencillo.

Lo primero que hay que hacer es darle masajes suaves con el pulgar, hasta ponerlos erectos y duros. Una vez que esto ocurra puedes dar pequeños lengüetazos o chupar como si se tratara de una paleta. Es aquí cuando vienen las mordidas, mismas que causan dolor pero de forma placentera; sin embargo, si ella pide que te detengas, hazlo. Recuerda que los pezones son tan sensibles como los testículos, por lo que debes tener cierta consideración.

Tip: usa algún lubricante para facilitar el proceso.

puntos placenteros del cuerpo femenino 8

6. Muslos

Estimular esta parte de las piernas puede llevarte directamente al sexo oral. Empieza dando pequeños besos en el exterior de los muslos de tu chica y luego prolonga cada uno de esos roces de labios y piel hacia la parte interna hasta que sientas que se erizan los poros. Esta zona está cerca de los genitales, por lo que es normal que la estimulación provoque algunos sobresaltos (y lubricación).

Tip: la estimulación con dedos, manos y pene es casi nula, por ello debes usar algo húmedo como tu lengua y boca.

puntos placenteros del cuerpo femenino 9

7. Ombligo

¿Creías que una parte del cuerpo tan pequeña e insignificante podía ser el núcleo de una explosión de placer? Pues lo es. Trata de estimular pasando la lengua en repetidas ocasiones y mordiendo ligeramente. No más.

Tip: no te demores mucho tiempo en ese lugar, es mejor que prosigas tu camino, ya que el placer en este sitio no es tan prolongado, aunque sí muy efectivo.

puntos placenteros del cuerpo femenino 10

8. Labios vaginales

Has llegado a uno de los puntos más importantes y fuertes al momento de estimular a tu pareja. Los labios vaginales tienen la ventaja de brindar un placer descomunal, pero al mismo tiempo es un lugar complicado debido a que requiere de una preparación previa y dedicación de tiempo.

Para empezar debe haberse ido el pudor y la vergüenza para mirarse sin problemas. Una vez que esto ocurra, ella abrirá las piernas y empezarás a abrir los labios exteriores con los dedos moviéndolos en forma circular. Esto ayudará a que ella comience a excitarse. Ábrelos y da pequeños masajes circulares sin tocar el clítoris. Cuando notes que su lubricación ha aumentado, puedes estimular con el pene o pasar a otra de las zonas.

Tip: puedes hacerlo, incluso, con la mano entera y dar palmadas sutiles.

puntos placenteros del cuerpo femenino 11

9. Vagina

Hacerse cargo de este lugar podría resultar más difícil de lo que parece, pero eso no lo hace imposible. Para ese momento del encuentro, es probable que ella ya haya lubricado por completo. Así que sólo queda continuar con dicha humedad. Puedes introducir un dedo, un juguete o tu propio pene y comenzar el coito como tal. Si has decidido usar la lengua debes dar movimientos firmes y más profundos, por lo que se recomienda no usarla, al menos no todo el tiempo.

Tip: puedes introducir tu pene mientras estimulas con las manos otras partes como los senos o las orejas.

puntos placenteros del cuerpo femenino 12

10. Clítoris

Es necesario que sepas que ésta es —probablemente— la zona más sensible y placentera del cuerpo de una mujer. Así que hay varias formas de estimularlo:

a) Con la lengua debes tocarlo mientras subes y bajas chupando con firmeza, pero no con fuerza. Trata de salivar para no lastimar ni rasgar algunos puntos.

b) Con el tacto, es decir, con un dedo debes presionar despacio, y mover suave y profundamente. Muchos chicos comienzan en esa zona agitando sus dedos en contra del clítoris. Evítalo o sólo conseguirás provocar irritación y dolor en ella. Lo mejor es que lo hagas con mucha suavidad y paciencia.

c) Hacerlo con el pene o con un juguete es otra de las formas más sencillas y adecuadas de estimularlo. Al igual que en los ejemplos anteriores puedes mover el miembro sobre el clítoris mientras subes y bajas de modo que puedes acariciarlo de manera firme y sutil.

puntos placenteros del cuerpo femenino 13

Combina todas y cada una de las zonas, ¿no sabes cómo hacerlo?

Guíate por tu instinto o como más te guste. Recuerda que no hay una ley, de hecho es mucho más fácil ir conociendo a tu pareja durante el sexo y con ello encontrar la combinación perfecta. Quizá termines mezclando el 10 (clítoris) con el 6 (los muslos) seguido del 1 (lengua) y el 7 (ombligo). Mide la duración y la confianza que ella te tenga, así como el contexto en que se esté dando la situación. Recuerda que lo primordial es la comunicación y que ambos se sientan a gusto para lograr uno, dos o cientos de orgasmos.

AUDIO EN VIVO

Autor entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *